Los tres perezosos

Cuentos infantiles

A continuación en nuestro blog de cuentos infantiles os contamos el cuento de los tres perezosos.

En una aldea vivía un padre que tenía tres hijos muy perezosos, tanto que, cuando se enfermó y mandó buscar un notario para su testamento, le dijo que la herencia (un burro) sería para el hijo más perezoso.

Poco tiempo después, el hombre murió. El notario debió llamar a los hijos para hablarles del testamento, pues los jóvenes no preguntaban siquiera por su existencia.

El notario leyó el testamento ante el desinterés de los hijos y explicó:

– Vuestro padre hizo testamento antes de morir. Ahora debo saber cuál de ustedes tres es más perezoso.

Solicitó pruebas de su pereza al hijo mayor:

– Yo no tengo ganas de contar nada- agregó el mayor.
– Habla ya o te haré meter en la cárcel.
– Cierta vez, cayó una brasa candente en mi zapato, pero la pereza me impedía moverme, aunque me dolía mucho. Pero afortunadamente, unos amigos la apagaron.- concluyó el mayor.
– Eres un perezoso, yo te habría dejado arder, para ver cuánto aguantabas.

Interrogó al segundo hermano:

– Es tu turno.
– ¿También iré a la cárcel si no tengo qué contar?
– Ni lo dudes.
– Una vez caí al mar, pero tuve pereza de nadar, aunque sé hacerlo muy bien. Un barco de pescadores me rescató cuando estaba por ahogarme.
– Yo te habría dejado para que te salvaras tú mismo.

Finalmente interrogó al menor:

– Háblanos de tu pereza.
– Señor notario, puede llevarme a la cárcel y quedarse con el burro, porque no tengo ganas de hablar.
– El burro es tuyo, no hay dudas de que eres el más perezoso de los tres.-exclamó el notario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *