El Gato con Botas

Dibujos del cuento del gato con botas

Aquí os dejamos en nuestros cuentos infantiles el Gato con Botas.

Había una vez un anciano que tenía tres hijos y un gato. El anciano estaba muy enfermo y a los pocos días falleció. Sus tres hijos lloraron desconsoladamente.
– Ahora que vamos a hacer, sin nuestro padre. Hablaban entre ellos.
Pero por fortuna su padre les había dejado una herencia a cada uno, al mayor le dejo el molino para que trabaja en el.

Dibujo de un molino

Al mediano le dio un burro y el granero.

Dibujos de burros

Y al pequeño solo le pudo dejar el gato y unas botas pequeñas.- Que voy a hacer yo ahora, me moriré de hambre. Dijo el hijo pequeño. El gato al verlo tan triste se puso las botas y le dijo:

Dibujo del gato con botas

– No se preocupe mi amo con mis botas y mi habilidad haré de usted un hombre muy rico y importante. El gato con las botas puestas se fue al bosque y cazo los mejores conejos y se los llevo al rey y le dijo:

Dibujos del cuento del gato con botas

– Excelencia le traigo estos conejos de parte de mi joven amo. El rey agradeció enormemente el regalo y así día tras día el gato le llevaba obsequio y siempre decía lo mismo: – Mi joven amo se los envía. Un día el rey lleno de curiosidad le pregunto al Gato con Botas: – Si a su amo le gustaría dar un paseo con el. – Claro excelencía, el estará encantado de acompañarle.
Se va corriendo a contarle todo lo sucedido a su amo que se pone muy nervioso al escucharlo porque el rey se enteraría de que es un hombre sin riquezas. Pero el Gato con Botas le dice: – No te preocupes lo tengo todo arreglado, usted confíe en mí que yo hare el resto. Como el gato sabía que el rey daría un paseo por el lago con su hija, se fué hasta allí con su amo y cuando se acercaban con el carruaje el gato le exclamo a su amo:

Dibujos de carruajes

– Quitate la ropa y tirate al lago. El gato escondió la ropa en los arbusto y comenzó a gritar: – ¡Ayuda! ¡ayuda! mi amo ha sufrido un robo, unos ladrones se lo quitaron todo, hasta su ropa. El rey al ver al muchacho en el agua casi desnudo le ofreció unas prendas para que pudiera vestirse y lo subió a su carruaje rumbo al castillo. El joven al ver por primera vez a la princesa se quedo locamente enamorado de ella. El rey muy contento de conocer por fin al joven que tantos regalos le mandaba, le dio las gracias y le prometio que lo visitaría en su castillo. Al marcharse del castillo el joven se quedo muy preocupado porque no tenía palacio ni tierras donde recibir al rey. Pero el gato le dijo nuevamente: – Nose preocupe amo eso dejemelo a mi, yo tengo la solución. El gato fue a un castillo donde vivía un ogro muy temido y poderoso.

Dibujos de castillos

– ¿Qué quieres de mi castillo? replicó el ogro. – Solo he venido a confirmar si eres tan poderoso como dices ser. Repondió el gato. El ogro se enfado tanto que le quiso demostrar sus extraordinarios poderes, se convirtio en un dragón, pero el Gato con Botas no se asustó y le respondió: – Eso es fácil de hacer, lo difícil es convertirse en algo muy pequeño, para demostrar su gran poder se convirtió en un ratón y el gato de un zarpazo se lo comió. Así su amo se adueño del castillo y de las tierras del desaparecido ogro y así pudo recibir al rey. El joven estaba tan enamorado de la princesa que pidió su mano al rey y el encantado se la concedio. Se casarón y fueron muy felices y nombró al gato consejero del castillo.

Dibujo de princesas

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *