El Calderero de Salamanca

El calderero de salamanca

En esta ocasión en nuestro blog de cuentos infantiles os vamos a contar un cuento popular español llamado El Calderero de Salamanca que nos deja una moraleja pensante: ¿Hay o no, que creer en los sueños?.

Erasé una vez un calderero muy pobre que vivía con su mujer y sus cuatro hijos, en una humilde casa de una aldea de Salamanca. En un rincón de su pequeño huerto, había un tocón(trozo bueno de madera prieta) que el calderero utilizaba como yunque para elaborar sus cacharros. Una noche, soñó que si iba al puente de Salamanca encontraría una bolsa con moneds de oro. Al día siguiente, se despidió de su mujer y de sus hijos y emprendió el viaje a Salamanca. Al cabo de dos días llegó a Salamanca y empezó a buscar por todos los rincones del puente de piedra.( Ahora precioso, y peatonal como por aquel entonces,con el Lazarillo de Tormes al frente)Durante varios días buscó y bscó sin encontrar nada, hasta caer desfallecido. Al décimo día, un vendedor que siempre montaba su tienda ambulante en las inmediaciones del puente de piedra le preguntó que hacía allí. Cuando el calderero le contó su sueño, el vendedor le dijo ¡Estais loco! Yo sueño todas las noches con una bolsa de monedas de oro que está enterrado bajo el tocón del huerto de un calderero de una aldea de Salamanca pero no por eso voy a ir a buscarla. Dándose cuenta de lo que aquel hombre estaba contando el calderero volvió volando a su casa, y cavó bajo el tocón, y allí encontró una bolsa llena de monedas de oro con la que vivió el resto de sus días sin preocupaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *