Cuento El Oso Marronoso

Cuentos infantiles para niños Cuentos infantiles para niños

Hoy en nuestros cuentos infantiles os dejamos este bonito cuento para niños de edades comprendidas entre 0 y 6 años. En realidad es un cuento dirigido a los más pequeños 2-3 años para un momento tan especial como es el periodo de adaptación, la entrada al colegio o escuela infnatil, la separación de su familia (madre-padre) pero es un cuento tan llamativo, con magia, sorpresas y muy visual que encanta también a los más mayores. Es ideal para aprender los colores y favorece las rimas, las palabras mágicas o el rito, la repetición… y todo esto favorece el desarrollo de aspectos importantes en los más pequeños. Seguro que les encantará.

Es muy fácil realizar este cuento, no hace falta comprarlo. Tan solo necesitas una cartulina o folio de din a-3 para doblar a la mitad, decorarla a tu gusto y pegar con celo en todos los laterales menos por la parte de arriba para crear una especie de bolsa.

Seguidamente en una mitad perfilas la silueta del oso y lo recortas como si fuese un troquelado.

Cuentos infantiles para niños

A continuación, lo metes en una bolsita de plástico transparente (las que se utilizan para clasificar apuntes o papeles) y se dibuja en el plástico la parte interior del oso con un rotulador negro permanente.

Cuentos infantiles para niñosCuentos infantiles para niños

Por último, necesitas meter dentro cartulinas de varios colores y en el orden de sucesión del cuento para ir sacándolas y que el osito cambie de color y se produzca la magia y surja en los niños y niñas esa cara de asombro.

Cuentos infantiles para niñosA la hora de contar este cuento, sería ideal una pequeña mascota o peluche  de oso para que los niños vivencien mejor el cuento.

Cuentos infantiles para niños

También podríamos realizar alguna actividad posterior al cuento, como por ejemplo sería pintar al oso marronoso de los colores en los que pasa por el cuento, del color que más los ha gustado… trabajando los distintos colores y utilizando distintas técnicas (pintura de dedo, plastilina, bolitas o papelitos de seda, plumas…). Aquí os dejamos la plantilla del oso.

Cuentos infantiles para niñosPara finalizar os dejamos el texto o la narración del cuento:

“Había una vez un oso un poco mágico: El Oso Marronoso. Todas las mañanas su mamá le decía:

– Marronoso, ya sabes que tienes que tener cuidado con la magia. No seas pillo

-Sí, mami. Yo tendré cuidado.

Marronoso se fue de paseo cantando muy alegre y se encontró con un cche azul y exclamó: “¡Qué bonito es el color azul! El cielo es azul, y el mar… y también el azul del vestido de María (imaginemos que una niña de clase se llama así y ha traído un vestido azul) ¡Yo quiero ser de color azul! Bueno, ya sé… ¡Haré magia! (Marronoso enseñó las palabras mágicas a los niños y cambió de color)

“¡Brujas y burbujas, flores y girasoles, con la fuerza del amor, yo me cambio de color! (Entonces, tiramos de la cartulina marrón y la escondemos detrás del cuento. Si se hace rápido ellos ni lo notan y aparece el oso azul ahora).

El oso saltó de contento al verse azul y empezó a cantar: “¡Soy el oso azuloso!”

Pero entonces se encontró con una pradera verde y exclamó:

– ¡Pero qué bonito es el color verde! ¡Me encanta! ¡Verde son las hojas y verde es la hierba! Yo quiero ser verde. Haré magia otra vez:

“¡Brujas y burbujas, flores y girasoles, con la fuerza del amor, yo me cambio de color!” (Volvemos  tirar de la primer a cartulina y aparece ahora el oso verde)

El oso siguó paseando muy contento cantando: “¡Soy el oso verdoso!”

Se encontró un poco más adelante con una rosa roja y exclamó:

-¡Pero qué bonita es esta rosa roja!¡Yo quiero ser rojo como esta rosa! ahhh! Haré un poco de magia…

“¡Brujas y burbujas, flores y girasoles, con la fuerza del amor, yo me cambio de color!” (Volvemos  tirar de la primer a cartulina y aparece ahora el oso rojo)

El oso siguió paseando muy contento cantando:”¡Soy el oso rojoso!”

Se encontró un poco más adelante con un limonero lleno de limones y exclamó:

-“¡Pero qué bonitos son los limones!¡Yo quiero ser amarillo como los limones, los plátanos, como el sol…! Ahhh! Haré un poco de magia…

¡Brujas y burbujas, flores y girasoles, con la fuerza del amor, yo me cambio de color!” (Volvemos  tirar de la primer a cartulina y aparece ahora el oso amarillo)

El oso se fue cantando a su casa “Soy el oso amarilloso”. Tenía mucha hambre y muchas ganas de abrazar a su mamá… pero cuando llamó a la puerta la mamá lo miró y dijo:

-¿Tú quién eres?

– Soy yo, mamá, soy Marronoso…

-No…mi hijo es de color marrón y tú eres amarillo… -Y le cerró la puerta en las narices.

Marronoso-amarilloso se puso muy triste. Su estómago rugia como un león de hambre. Se dijo:

-Voy a hacer magia otra vez y dijo las palabras mágicas:

¡Brujas y burbujas, flores y girasoles, con la fuerza del amor, yo me cambio de color!”

Pero no pasó nada. Se le había acabado la magia. Lo intentó de nuevo y nada… Necesita la ayuda de sus amigos, los niños y niñas… ¿Vosotros le ayudaríais?

(Aquí los niños siempre gritan sí… no importa la edad, se entusiasman). podemos hacer una barita mágica y ayudar al oso a hacer magia. Bueno pues ahora tenemos qe decirlo todos juntos:

¡Brujas y burbujas, flores y girasoles, con la fuerza del amor, yo me cambio de color!”(Retiramos la última cartulina y vuelva a parecer el color marrón a lo que suele suceder un aplauso espontáneo)

Ahora Marronoso volvía a ser marrón y su madre lo reconoció en seguida. Le pidió perdón por haber usado demasiada magia y juntos se comieron un plato muy grande de habichuelas.

Y colorín colorado este cuento se ha acabado. FIN

Este cuento es una adaptación de una actividad del libro Autoestima, ¿Cómo desarrollarla? de J. Feldman, editado por Narcea.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *